Los corazones de los piuranos siguen latiendo con mucho entusiasmo viviendo la Novena en honor a nuestra Madre María Auxiliadora, la Virgen de la alegría, una alegría que nace de estar unida a Dios. Desde el 15 de mayo se viene celebrando la Novena en el patio techado del Colegio Salesiano Don Bosco. El tema de la Novena es “Todo por amor” es lo que nos pide la Madre a hacer todo por amor como lo hizo Jesús, su hijo.

En este cuarto día de Novena el mensaje fue “La dulzura y la amabilidad del trato”. Animaron CETPROS Bosconia y María Mazzarello.  La alegría de nuestra Madre se demuestra en el trato que ella tiene con los demás. Don Bosco se fijó en San Francisco de Sales, el santo de la dulzura y la amabilidad, quien pudo lograr transformar un carácter fuerte en un carácter amable y dulce; en él encontramos un claro ejemplo de que podemos ser mejores en nuestro trato. Uno de los grandes problemas de nuestra sociedad es que no sabe dialogar: no sabemos escuchar, algunas veces escuchamos para responder y no para entender, aún más no sabemos decir las cosas. Cuánta falta hace tener un buen trato, hay que saber “estar” con todo nuestro ser con nuestros hijos, padres, amigos, etc. Saber estar atentos a las necesidades de los demás. Debemos ser como Jesús, debemos ser compasivos, saber ponernos en los zapatos de la otra persona para comprenderla. Seamos misericordiosos y compasivos, empezando por casa, trabajo, comunidad religiosa. Que la Virgen Santísima nos enseñe a tratar bien a los demás.

¡Oh María Virgen de la alegría y dulzura condúcenos a la verdadera alegría!

¡Madre amable edúcanos en el apostolado de la amabilidad!

Fiel devoto de María Auxiliadora, recuerda que tenemos un compromiso de amor con la Madre en su Novena. Les recordamos este 23 de mayo, víspera de la fiesta de la Madre, se llevará a cabo la tradicional verbena, el homenaje de amor. Sigamos encendiendo nuestros corazones de amor y gratitud a la Madre.

¡ VIVA MARÍA AUXILIADORA!