En este séptimo día de Novena el mensaje fue “Una auténtica devoción Mariana”. Animaron la COPAFA del Colegio Salesiano Don Bosco.  Una auténtica devoción Mariana nos debe llevar a Dios, a quien adoramos; esto significa reconocer a Dios que es Dios, único absoluto y necesario en nuestra vida y amamos mucho a nuestra Madre a quien veneramos. Debemos tener cuidado con las idolatrías, es decir todo lo que ocupe el lugar de Dios en nuestra vida, por ejemplo la avaricia, la comida, el celular, el dinero, una persona, etc. María es madre de Dios; tenemos un solo Dios en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo (Misterio de la Santísima Trinidad) por lo tanto Jesús es Dios, por ende nuestra madre María es la Madre de Dios. La auténtica devoción a María es admirar su ejemplo como la primera discípula y aceptar la invitación de poner a Dios como centro de nuestra vida como lo hizo Ella.

Fiel devoto de María Auxiliadora, recuerda que tenemos un compromiso de amor con la Madre en su Novena. Les recordamos este 23 de mayo, víspera de la fiesta de la Madre, se llevará a cabo la tradicional verbena, el homenaje de amor. Sigamos encendiendo nuestros corazones de amor y gratitud a la Madre

Ave María purísima, sin pecado concebida!

¡Viva Cristo!  ¡Viva María Auxiliadora!