Desarrollo de Valores Cristianos

INSPIRADA EN VALORES CRISTIANOS

En el Colegio Salesiano Don Bosco se valoriza y se vive la dignidad (hijos de Dios) y la de los otros: imagen y semejanza de Dios, restaurada en Cristo y animada por el Espíritu Santo. Se propugna una nueva sociedad construida con los valores de la Doctrina Social de la Iglesia: evangelización, liberación y desarrollo.

Se busca que el joven crezca en coherencia con los valores del Evangelio, con una clara identidad y pertenencia eclesial.

Nuestros profesores, en consecuencia, asumen una visión cristiana de la ciencia y la cultura, que ilumina y orienta todo su quehacer académico, educativo y pastoral.

EN SINTONÍA CON LOS PADRES DE FAMILIA

En perfecta sintonía con la Doctrina de la Iglesia, el Colegio Salesiano Don Bosco reconoce a los padres, el derecho primario e irrenunciable de educar a sus hijos y, por tanto, de poder escoger con plena libertad de conciencia, la escuela que mejor responda al tipo de educación que ellos desean.

Son los padres que se convierten, indudablemente, en los primeros educadores y modelo para la formación integral de sus hijos y, además,  son educadores – evangelizadores con el testimonio de sus vidas.

Ellos también se identifican con la axiología cristiana y salesiana y son corresponsables con las propuestas formativas, culturales y evangelizadoras de la Comunidad Educativo-Pastoral (CEP).

El Colegio Salesiano Don Bosco debe contar con el apoyo incondicional de los Padres de Familia. Su sola presencia en el Colegio es el reconocimiento de que los padres son los primeros educadores de sus hijos, y también los más fieles en la tarea educativa.

Dentro de una legítima autonomía, los padres de familia, participan responsablemente de la vida colegial, aportando iniciativas y apoyando la acción educativa, sin interferir el normal funcionamiento del centro, y respetando siempre la axiología del mismo.

EN CORRESPONSABILIDAD CON EDUCADORES LAICOS

El educador laico del Colegio Salesiano Don Bosco, está profundamente convencido de participar en la misión santificadora y educadora de la Iglesia. Por esta razón no puede considerarse al margen del conjunto eclesial.

Con una acendrada vocación de educador y profesional tiene una preocupación por su formación y capacitación permanente y se convierte  en innovador, identificado con la Iglesia, con el carisma, la metodología y la espiritualidad del sistema preventivo salesiano.

En los educadores laicos hay un esfuerzo y preocupación por establecer una relación de amicalidad con los alumnos, tratando de ser educadores-pastores, dando testimonio de su fe y  generando cultura de paz, justicia y vida. Se aprecia en ellos  sensibilidad a los problemas y realidades cambiantes de los jóvenes.

La búsqueda y comunicación de la verdad, compromiso de su vida profesional, se convierten en rasgo fundamental de su peculiar participación en el oficio profético de Cristo que prolonga con su Magisterio.

Nota característica de nuestro Colegio, es la participación consciente y responsable del Claustro de Profesores en la tarea educativa, en la misión evangelizadora con la sincera identificación con los fines e ideales de la educación cristiana.

CON PREVIA EXPLICITACIÓN DEL MARCO DOCTRINAL

La solicitud de plaza en el Colegio Salesiano Don Bosco, centro que hace pública su identidad a través del presente ideario, presupone la libre aceptación de la enseñanza de la religión y de la moral católica, que en él se imparten.

Consideramos un deber informar a los padres, sobre el carácter propio de este Centro, a fin de facilitarles la libre elección. Deben conocer este ideario, antes de que sus hijos ingresen al Colegio, a fin de evitar situaciones incómodas en un asunto tan delicado como es la educación de sus hijos.

Aquellos padres que no aceptan formal y explícitamente este ideario, no debieran matricular a sus hijos en este Colegio, sino buscar otro más en consonancia con sus convicciones pedagógicas, morales y religiosas.

INTEGRADA EN LA PASTORAL DE CONJUNTO

La enseñanza escolarizada de la Religión y Moral Cristiana, y también las actividades formativas de carácter pastoral, están sujetas a las orientaciones generales de la Jerarquía Católica y de la Congregación Salesiana.

En este acápite no se puede dejar de mencionar que en el Colegio Salesiano  Don Bosco existe la enseñanza y la vivencia de la fe cristiana, incidiendo en que la formación religiosa en la formación integral busca la coherencia entre fe y vida.

Se busca establecer una mayor integración del grupo, un mayor esfuerzo de los educadores para que los jóvenes conozcan y vivan la fe cristiana. En este campo se nota mayor participación de la comunidad salesiana y los colaboradores laicos, más que en  la familia. Se percibe  una adecuada formación humana, cristiana y salesiana.

Sistema Preventivo Salesiano

EDUCACION SALESIANA DESDE EL SISTEMA PREVENTIVO

Según la definición de Don Bosco el Sistema Preventivo “consiste en dar las prescripciones y reglamentos de un colegio y vigilar después que los alumnos tengan siempre sobre sí el ojo previsor del director y de los profesores, los cuales, como padres amorosos, hablen sirvan de guía en toda circunstancia, den consejos y corrijan con amabilidad. Este sistema descansa por entero en la RAZÓN, en la RELIGIÓN, y en el AMOR; excluye por consiguiente, todo castigo violento y procura evitar aún los más suaves”.

Un aporte valioso para la educación universal es el sistema preventivo, que sin duda es original y se basa en tres principios: razón, religión y amor.

Razón: favorece el proceso de personalización y socialización y estimula la comprensión profunda de la realidad. 

En el marco salesiano la disciplina, es “un modo constante de vivir conforme a las reglas de un instituto”. Así concebida la disciplina, vivificada por la amabilidad, y el ambiente de serena alegría, cobra un aspecto especial.

En la disciplina y su control, la ASISTENCIA, juega un rol preponderante, pues encierra en sí la instrucción y el ejemplo.

Religión: Ayuda al desarrollo de las fuerzas interiores del Espíritu y favorece el encuentro de la persona con sus valores-limitaciones y Dios Padre que nos ama como somos y la propuesta de un camino de santidad juvenil.

La educación debe tener referencia inmediata al hombre y a sus finalidades, integralmente consideradas. El éxito consiste en algo determinado y concreto que se puede definir como la madurez viril, humana y cristiana del joven. En resumen el ideal salesiano: honesto ciudadano y buen cristiano.

El encuentro sacramental es importante. Si la conciencia no se encuentra en paz, es inútil cualquier esfuerzo educativo. El mejor ejemplo lo tenemos en Don Bosco y el secreto de sus éxitos educativos está en la Oración, Confesión, Comunión, Amor a la Virgen y devoción al Papa.

Amor o amorevolezza, que acoge a las personas sin condiciones, crea y hace crecer correspondencia. Acompaña toda la realidad interior  con afecto y bondad concreta y perceptible por los interesados.

Traducido al castellano, significa “Amor expresado” en actitudes concretas por parte del educador. Al traducirlo como amabilidad no encierra en sí todo lo que debería. Don Bosco siempre estuvo como móvil el más puro amor. Menciona también “Trata de hacerte amar,

 que luego te harás obedecer con toda facilidad". Manifiesta a menudo que “el sistema preventivo es la caridad”.

El Colegio Salesiano Don Bosco, además de impartir conocimientos y desarrollar hábitos intelectuales, forma también la voluntad y el corazón, e imparte criterios y motivaciones que orientan correctamente la vida cristiana del educando, al tiempo que propicia un ambiente de familia y de respeto a las personas, inculca una serena y razonable disciplina, ferviente amor a la verdad, fiel cumplimiento del deber, y un profundo sentido comunitario. Educa para la solidaridad cristiana e incentiva la formación política. Ésta se orienta básicamente al compromiso por el bien común.

Congregacion-Salesiana

 

  • Historia de los Salesianos

Los Salesianos de Don Bosco fueron fundados el 18 de diciembre de 1859 por Juan Melchor Bosco Occhiena en el Oratorio de San Francisco de Sales, Valdocco, Turín (Italia). El nombre dado por el fundador fue el de Pía Sociedad de San Francisco de Sales y contaba en sus inicios con 17 miembros (un sacerdote, 15 seminaristas y un estudiante). El primer salesiano laico ingresó en la nueva Congregación el 22 de febrero de 1860. La Iglesia aprobó a la Congregación el 23 de julio de 1864 y reconoció oficialmente sus Constituciones y Reglamentos el 3 de abril de 1874.

La primera casa salesiana por fuera de Turín fue la de Mirabello abierta en 1863 y el primer país por fuera de Italia fue Francia, en la ciudad de Niza en donde se abrió una casa salesiana en 1863. El primer país por fuera de Europa en recibir a los salesianos fue Argentina,  donde llegaron en 1875. Al año siguiente Don Bosco publicó su descripción del Sistema Preventivo y el Boletín Salesiano.

El 31 de enero de 1888 murió Don Bosco en Turín y la Congregación tenía 773 salesianos, 276 novicios, 57 casas y 6 provincias. Su primer sucesor fue el padre Miguel Rúa quien en 22 años de gobierno de la Congregación la hizo llegar a los cinco continentes.

  • Crecimiento de la Congregación

En 1888, año de la muerte de Don Bosco, había 773 salesianos y 276 novicios. En 1910, después de la muerte del padre Miguel Rúa los salesianos eran 4.001 y seguirá en incremento constante durante todo el siglo XX hasta el Concilio Vaticano II cuando la Iglesia Católica experimenta un descenso global en las vocaciones religiosas: 5.075 en 1921, 8.954 en 1931, 16.364 en 1951 y 22.383 en 1964. Se presenta un descenso a 17.173 en 1977 y un mínimo ascenso a 17.561 en 1995. En la actualidad los salesianos son 15.952 y están presentes en 128 naciones entre las cuales las primeras cinco en número de salesianos son Italia, India, España, Polonia y Brasil. Los salesianos se cuentan entre las primeras comunidades religiosas masculinas más numerosas de la Iglesia Católica, con los jesuitas y los franciscanos.

  • El nombre de "Salesianos"

Don Bosco le dio el nombre a su Congregación de "Salesianos" en honor del santo obispo de Ginebra, Francisco de Sales (1567 - 1622). Al igual que Don Bosco, Francisco nació en Saboya, en la población de Sales (Alta Saboya, hoy en Francia). Don Bosco nació en la parte que correspondería a Italia. La influencia de San Francisco de Sales en la espiritualidad del Piamonte sería muy importante para determinar la manera en que Don Bosco fundó sus obras de apostolado en favor de la juventud. El santo obispo, doctor de la Iglesia, expone en sus obras un proyecto de santificación desde lo cotidiano y lo sencillo, pero muy especialmente desde la amabilidad y la alegría interior. Don Bosco, entonces, puso al obispo saboyano como patrón de su Congregación y le dio su nombre.

Si bien el término salesianos se relaciona directamente con los sacerdotes y hermanos miembros de la Congregación Salesiana, todos los miembros de la Familia Salesiana, sean religiosos o laicos, tienen el derecho de utilizar dicho nombre probado que estén asociados a la Familia Salesiana. De igual forma el término acompaña numerosos conceptos: "espiritualidad salesiana", "colegio salesiano", "centro juvenil salesiano" y todo aquello que se relacione con Don Bosco.

 
 

 

Visión y Misión

 VISIÓN

Seremos presencias educativo-pastorales reconocidas como significativas en la Iglesia y la sociedad peruana, porque formamos honrados ciudadanos y buenos cristianos comprometidos con la vida y con la historia de los más pobres y necesitados.

MISIÓN

Somos una comunidad de educadores-pastorales que inspirados en Cristo, Buen Pastor, al estilo de Don Bosco, educamos evangelizando, con la razón, la religión y la amabilidad, en diferentes contextos y ambientes; a niños/as, adolescentes y jóvenes, especialmente a los más pobres, para la construcción de la Iglesia y de una sociedad más justa y solidaria.

Historia del Colegio

Con la finalidad de hacer conocer la trayectoria de la obra Salesiana en 100 años de vida institucional hemos creído conveniente realizar una reseña histórica. Tomando como referencia la carta de Monseñor Octavio Ortiz Arrieta de fecha 16 de Setiembre de 1956 al R.P. Leopoldo Kaucic, las publicaciones: Colegio Salesiano (1939), Memorias (1940), Horizontes(1956), Cincuentenario de la Familia Salesiana (1956) y Bodas de Diamante (1981), publicaciones en la que distinguidos religiosos y laicos delinearon la historia de la obra salesiana.

La historia de la Presencia Salesiana en estas cálidas tierras se remonta al año 1900, cuando don Juan Hilarión Helguero Checa y el Párroco de la ciudad R.P. Manuel Ríos veían la necesidad de traer a nuestra ciudad a los Hijos de Don Bosco, para el establecimiento de una Escuela netamente salesiana, cuya metodología ya era bastante conocida en esa época. Gracias a las gestiones e influencia de don Juan Hilarión se aprovechó la breve estadía en la ciudad del sacerdote salesiano R.P. Alfredo Sacchetti para celebrar en pocas horas una sesión en la Municipalidad y otra en la Junta Departamental a fin de conocer y aprobar el proyecto de contrato para la llegada de los salesianos y que el referido P. Sacchetti llevó para cursarlo a Turín (Italia) y alcanzar su aprobación. Los superiores accedieron benévolamente al deseo y pedido de los piuranos, es así como un 19 de febrero de 1906 llegan a Piura, los primeros religiosos de la congregación salesiana.

     El Inspector R.P. Ciriaco Santinelli comprendió rápidamente todo el bien que se podía hacer en esta ciudad y resolvió la fundación de esta Casa Salesiana. Acompañado de los clérigos: Meyer, Carpió y Ortiz, se instalaron en una casona cedida generosamente por Don Hilarión Helguero. Después de adquirir lo indispensable, sin faltar una modesta capilla y la presencia del R.P. Francisco Gianola, en calidad de confesor se dio inicio al año escolar, siendo designado por un año como primer Director y fundador el R.P. Octavio Ortiz Arrieta, quien en aquel 1906, era aún clérigo.

     Fue un año de organización, en el que se inició la Banda escolar dirigida por el propio Director. En los años siguientes se establecieron los talleres de carpintería, zapatería y sastrería. Funcionó también el internado.

     De 1911 a 1916, nuevamente fue designado como Director el R.P. Octavio Ortiz. El 07 de Abril de 1912, apareció " La Campanilla", el semanario de la familia Salesiana, que desde entonces se ha venido publicando hasta nuestros días.

     El 12 de Julio de 1912, Piura fue estremecida por un violento terremoto, que dejó al Colegio casi destruido, se tuvo que improvisar barracas para continuar las labores escolares. Poco tiempo después el Padre Octavio Ortiz emprendió la construcción del nuevo edificio. En los años siguientes los sucesivos directores fueron ampliándolo con la compra de los terrenos circundantes. Es importante destacar el espíritu altruista de distinguidos piuranos que en horas difíciles supieron brindar su apoyo y colaboración. Como no recordar a don Juan Hilarión Helguero que obsequió la casona para el  colegio y a quien por  antonomasia  todos  llamaban "El Padre de los Salesianos",  al Dr. Víctor Eguiguren, que obsequió una gran extensión de terreno, donde hoy funciona la secundaria del Colegio Salesiano Don Bosco; así mismo a Enrique del Carmen Ramos, a Daniel García Lemus, entre otros ilustres bienhechores y colaboradores.

     En 1920 fue traída desde España la bellísima imagen de María Auxiliadora, la misma que fue bendecida solemnemente el 23 de mayo del mismo año y que se venera hasta nuestros días.

     En 1933, siendo Director el R.P. Fortunato Chirichigno, luego de múltiples gestiones se consigue el funcionamiento de la secundaria y se emprende la construcción del nuevo templo de María Auxiliadora, que fue inaugurado el 14 de Mayo de 1939.

      De 1943 a 1947 bajo la dirección del R.P. José Sáfarik, funcionó  la  Escuela  Normal  de  varones,  unida estrechamente al colegio. Durante este período se construyó la torre de la Iglesia y el edificio del Internado.

     Entre 1948 y 1956, el R.P. Teófilo Guaylupo, piurano y exalumno estuvo como director del Colegio, continuando con la ampliación y mejoramiento del mismo emprendida por sus antecesores.

     El 1° de Mayo de 1956 con motivo de las Bodas de Oro, se consagró el altar Mayor del templo, construido de mármol de Carrara, Italia. Con extraordinario esplendor del 19 al 23 de Setiembre de ese mismo año se celebraron "Las Bodas de Oro" de la Familia Salesiana. Prestigiaron y presidieron la semana de festejos los Monseñores: Federico y Pérez Silva, Obispo Diocesano de Piura;  Víctor Álvarez, Obispo de Ayacucho;  Otoniel Alcedo, Obispo Auxiliar de Chachapoyas; y el R.P. Carlos Orlando, Inspector de los Salesianos del Perú y Bolivia.

     La puesta en marcha del Oratorio Festivo Salesiano del R.P. Alberto Álvarez ( El Padre Good ) en 1956 fue otro de los eventos de grata recordación para los piuranos; funcionó en los terrenos de la congregación en la margen izquierda del río Piura hasta 1959 cuando el Director R.P. Eugenio Pennati inició la construcción del Colegio Don Bosco, para la secundaria, que fue terminado y solemnemente bendecido el 29 de agosto de 1962 por el entonces Arzobispo de Piura y Tumbes Monseñor Erasmo Hinojosa Hurtado. En los años sucesivos el Colegio Don Bosco continuó ampliándose con la compra de los terrenos adyacentes y la construcción de nuevas aulas y nuevos ambientes.

     Hacia fines de la década de los 60 el Padre Alberto Álvarez se trasladó al sector oeste de la ciudad y con mucho trabajo y sacrificio puso en marcha un nuevo Oratorio Salesiano al que denominó "Coscomba" con un área aproximada de 12 hectáreas y ubicado al finalizar el AH Nueva Esperanza.

     Años después, por la década del 70, se animó el apostolado de los alumnos del cuarto y quinto de secundaria del Colegio Salesiano “Don Bosco” junto con las alumnas del Colegio “Nuestra Señora de Lourdes”, para apoyar con la catequesis, dado el creciente número de oratorianos.

 Entre otros acontecimientos importantes que se han sucedido durante estos años tenemos: la construcción del edificio del Colegio Salesiano en la calle Libertad 333, la construcción del Santuario de María Auxiliadora, la edificación del Colegio Don Bosco, para la secundaria, la construcción de la Capilla de Don Bosco, el Oratorio Salesiano de Castilla, el Oratorio Salesiano de Coscomba, la edificación de la Obra Social y Asistencial de BosconiaCEO María Auxiliadora, el Oratorio de Tacalá, el Oratorio María Auxiliadora de la calle Libertad, el Oratorio Cosio del Pomar, la construcción del Nuevo edificio para la Primaria, la reunificación del Colegio Salesiano Don Bosco (Primaria y Secundaria ), la remodelación del antiguo Colegio Salesiano, la construcción del Patio techado.

La llegada Piura en 1960 del Quinto Sucesor de Don Bosco, Rector Mayor Renato Ziggiotti, la llegada del Sétimo Sucesor de Don Bosco en 1985,Rector Mayor Egidio Viganò, la llegada del Papa Juan Pablo II, a la que asistieron los jóvenes Cooperadores Salesianos, Es importante destacar el espíritu altruista de distinguidos piuranos que en horas difíciles supieron brindar su apoyo y colaboración;Entre ellos D. Juan Hilarión Helguero, que obsequió la casona para el colegio y a quien por antonomasia todos llamaban "El Padre de los Salesianos", al Dr. Víctor Eguiguren, que obsequió una gran extensión de terreno, donde hoy funciona la secundaria del Colegio Salesiano Don Bosco; así mismo a Enrique del Carmen Ramos, a Daniel García Lemus, Francisco Eguiguren, Emilio Kurt Beer, la Sra. Rosa Seminario, que donó al Padre Alberto Álvarez los terrenos donde hoy se encuentra Bosconia, entre otros ilustres bienhechores y colaboradores.

El Colegio Salesiano ha cobijado a muchos Salesianos, que hicieron de sus vidas un modelo de santidad y de vida ejemplar, sacerdotes que llegaron a la Dignidad de Obispos como Monseñor Octavio Ortiz Arrieta, Fundador y Primer Director (Obispo de Chachapoyas), Monseñor Fortunato Chirichigno (Primer Obispo de Piura), Monseñor Otoniel Alcedo Culquicóndor (Obispo de Chachapoyas y Ayacucho), y Monseñor Emilio Vallebuona  Merea. También sacerdotes con vocación de heroísmo como el P. Miguel Córdova Frías y el Clérigo yugoslavo Ladislao Mirlarcic.

Muchos de los Salesianos que llegaron a estas soleadas tierras a trabajar por la Obra Salesiana se quedaron para siempre en el recuerdo y en el corazón de los piuranos entre ellos cabe mencionar: al P. Teófilo Guaylupo, piurano y ex alumno de esta Casa Salesiana, fue Director del Colegio P. José Sáfarik: fue Director de la Escuela Normal de Varones, unida estrechamente al Colegio, bajo una misma dirección, el P. Hermann Kimmeskamp Su inquietud por la música lo llevó a formar la Orquestina Salesiana, pero sin duda su mayor mérito fue sin duda la formación del Coro Polifónico de Piura, el P. José Kasperczak, considerado como otro de los gigantes salesianos. Sería recordado por su carácter disciplinario y por el vínculo de unión de la congregación con muchos bienhechores y amigos, el P. Alberto Álvarez de nacionalidad chilena, quien a fines de 1950 consigue poner en marcha el Oratorio Festivo Salesiano en Castilla, donde años después se construyó el Colegio Don Bosco. Luego se trasladó al sector Oeste, donde puso en marcha el Oratorio de “Coscomba”, convertido hoy en el complejo juvenil y asistencial Bosconia, el P. Eugenio Pennati, Durante su primer período construyó e inauguró el moderno Colegio Don Bosco, el P. Alejandro Michaisk  Jankowaki, quien hizo del Perú su segunda patria, trabajando con cariño por la formación humana y cristiana de muchas generaciones de peruanos. Durante 20 años trabajó en nuestra ciudad de Piura, el R.P. Javier Gaínza Arizaleta, trabajó 13 años como educador y Director del Colegio Salesiano (2 años). Es recordado por su carácter alegre, amante de la disciplina, deporte, puntualidad y deber.

R.P. José Antonio López del Moral, destacado su carácter jovial, su entusiasmo, su facilidad para entablar amistad, su sentido de organización, su generosidad y su entrega sin medida a los demás, su profunda preocupación por la familia, su espíritu emprendedor y su amabilidad para ayudar y asistir a quienes lo necesitan. Puso en marcha Bosconia “Obra de Amor”, el P. Casimiro Iraola Vélez, que ha sabido ganarse el corazón de los piuranos, por su sencillez, por su don de gente, por su espíritu de amor entrega al trabajo pastoral, por su generosidad, su amabilidad, el P. Sixto Moriones, un sacerdote muy dedicado al trabajo, terminó de la construcción del pabellón para la Comunidad en Bosconia, la remodelación del antiguo Colegio Salesiano convertido hoy en día en el Oratorio María Auxiliadora, entre otras muchas obras realizadas, el P. José María Doménech, sacerdote de grandes y extraordinarias cualidades entre las que podemos destacar: el don de la palabra, su amabilidad, su buen humor y su presencia de Padre bueno y generoso que sabe guiar con acierto y sabiduría a la gran familia Salesiana. 

Es importante destacar nuestro Recuerdo y Gratitud a los muy queridos padres: Landoni, Alcedo, Kitta, Fogarty, Jiménez, Mikeluchi, Saizman, Will, Link, Pizarro, Mello, Skrezyna, Spolti, Vera, Dávila, Zanella, Dal Ben, Dal Pos, Pytlik, entre otro que dedicaron los mejores años de su vida al engrandecimiento de la Obra del Padre y Maestro de la Juventud San Juan Bosco en Piura.

En el año 2006, la familia salesiana de Piura celebró su primer centenario. El 19 de enero por primera vez la Virgen Auxiliadora, fue trasladada en Solemne procesión desde su Santuario de la calle libertad hasta el Colegio Salesiano Don Bosco, ubicado en el distrito de Castilla, donde fue recibida por miles de fieles devotos que se congregaron para vivir profunda y significativamente este acontecimiento. A la 6.00 PM se realizó la Solemne Misa concelebrada por el Arzobispo de la Arquidiócesis de Piura y Tumbes Monseñor Oscar Ronald Cantuarias Pastor, acompañado de los sacerdotes diocesanos, salesianos y sacerdotes venidos de varios lugares el Perú.

Las actividades centrales de celebración se realizaron el sábado 16 de setiembre. En un lleno total de banderas multicolores y en medio de un ambiente de algarabía, vistosidad y esplendor, a las 8 de la noche, se dio inicio al programa inaugural de la Semana Jubilar del Centenario, que contó con la presencia de miles de piuranos que colmaron las instalaciones del patio techado del Colegio salesiano Don Bosco. Las presentaciones artísticas y culturales fueran extraordinarias. La noche terminó con la quema de un vistoso castillo de fuegos artificiales.

El domingo 17, se llevó a cabo el desfile central en la Avenida Grau, donde se había instalado la tribuna oficial. Siendo las 10.30 de la mañana, el ingreso de la gran Banda integrada por la Banda del Colegio Salesiano de Piura, y las bandas de las diferentes Casa Salesianas del Perú anunciaron el inicio del desfile, que comenzó con el paso de los miembros de la Comunidad Salesiana de Don Bosco, Bosconia y las Hijas de María Auxiliadora. En un gesto que fue muy aplaudido el Padre Director bajó de la tribuna para unirse al grupo; continuaron el desfile el Personal Docente del Colegio Salesiano Don Bosco, las delegaciones de los diversos colegios de Piura etc.

En medio de una gran expectativa el martes 19, con gran regocijo para los piuranos llegó a Piura el Rector Mayor D. Pascual Chávez Villanueva, acompañado del Padre Inspector Vicente Santilli, Padre Juan Vera, el Padre Miguel Montes entre otros. La Banda del Colegio Salesiano Don Bosco le dio la bienvenida con la marcha “Su concierto”, el mismo que era coreado, por la gran cantidad de miembro de la familia salesiana que se habían dado cita desde las ocho de la noche.

el Rector Mayor manifestó: “Comienzo agradeciendo las palabras del señor Alcalde, que nos honra en este momento de mi llegada con su presencia, sabiendo que la obra que los Salesianos realizan en Piura desde hace 100 años es una obra típicamente civil, porque, es la educación de los jóvenes y Don Bosco se sintió desde principio llamado a trabajar así por la construcción de la sociedad civil. La celebración de 100 años son también la ocasión para renovar nuestro compromiso de futuro. Dos días de intensa actividad cumplió en Piura el Rector en Piura, participando de los actos celebratorios del centenario.

El día  29 de septiembre del mismo año, la Municipalidad de Piura, en imponente sesión solemne, realizado en el teatro Municipal, rindió homenaje a la Obra Salesiana.

El discurso de orden estuvo cargo del Dr. Manuel Antonio Rosas Córdova, quien en elocuentes palabras resaltó la labor de los Salesianos desde sus inicios de 1906, resaltando las figuras del Venerable Octavio Ortiz Arrieta, Mons. Fortunato Chirichigno, el Padre Alberto Álvarez, el Padre José Antonio López, así como la galería de Directores hasta su actual Director.

Agradeciendo el homenaje el Padre José María Doménech rememoró algunos aspectos de la fundación de la Obra Salesiana, y de su fundador el venerable Octavio Ortiz Arrieta, poniendo además de manifiesto el compromiso concreto de vivir para formar personas de Dios, para que la patria tenga ciudadanos fiables y comprometidos para un futuro grande. Porque creemos en el Perú, creemos en Piura, le damos gracias a Dios por estos 100 años y nos comprometimos a otros 1000 años.

En el año 2009, el P. Humberto Chávez Franco asume la Dirección del Colegio y de la obra Salesiana. Uno de los acontecimientos que le tocó organizar, fue la llegada de la urna de Don Bosco en el 2010, la misma que se produjo el 06 de abril a las 9.50 a.m. siendo apoteósicamente recibido por una nutrida caravana de vehículo. A lo largo de todo el recorrido la urna, con una de las reliquias de don Bosco, recibió muestras de simpatía. Niños jóvenes de los colegios ubicados en la ruta brindaron su homenaje de saludo y bienvenida. A las 10 de la mañana hizo su ingreso triunfal a la plazuela que lleva su nombre y luego al Colegio Salesiano Don Bosco. Un mar humano de niños, jóvenes y adultos le dieron la más cordial bienvenida en medio de multicolores globos y banderas que representaban los países donde se encuentra los Salesianos de Don Bosco. El Programa se inicio con las emotivas palabras del P. Humberto Chávez Franco, Director del Colegio Salesiano Don Bosco, que concluyeron con la frase: “Querido Don Bosco, ¡Bienvenido a Casa!, Te estábamos esperando”. Dos días permaneció la urna cumpliendo un apretado programa en el Colegio Salesiano Don Bosco, en la catedral. En el templo de María Auxiliadora, en Bosconia, y en el CEO María Auxiliadora.

En enero del 2011, asume la dirección del Colegio y de la Obra Salesiana el P. Félix López Vergaray. La primera actividad cumplida ha sido la inauguración de la librería Salesiana, el 31 de enero. El domingo 06 de febrero en una Misa de renovación de fe, presidida por el P. Inspector Santo Dal Ben se le reconoce oficialmente.

A 106 años de su llegada a Piura, la Familia Salesiana continúa creciendo. Hoy en día seguimos contamos con los Salesianos de Don Bosco SDB, las Hijas de María Auxiliadora, los Cooperadores Salesianos, las Voluntarias de Don Bosco, Grupo ADMA, las Damas Salesianas, entre otros.

Algunos de los rasgos más importantes del educador salesiano ha sido y continúa siendo, el ser portador del amor de Dios a los jóvenes que necesitan ser comprendidos y queridos, ser también presencia viva de Cristo y tratar siempre de concatenar el estudio, el deporte, la disciplina y la espontaneidad; sin descuidar los medios naturales que contribuyen al equilibrado desarrollo de todas las facultades humanas; el Sistema Preventivo hace hincapié en acercar a los jóvenes por medio de la oración y los sacramentos. Más que un sistema puramente preventivo es un instrumento potente de la Gracia Sobrenatural sobre la que se apoya, adaptándose a las circunstancias actuales de la vida y es además una invitación permanente a los jóvenes para que no se dejen seducir por la drogadicción, la prostitución y tantos otros peligros que les acechan a cada instante, y más bien orienten sus vidas hacia algo positivo y de utilidad.

Por todas estas apreciaciones creemos que los piuranos tenemos que agradecer a Dios, a la Santísima Virgen Auxiliadora, a Don Bosco, a todos y cada uno de los salesianos que han trabajando y a los que continúan. Que Dios les bendiga les recompense grandemente y les siga bendiciendo con nuevas vocaciones que permitan la continuidad de la Obra Salesiana.

Copyright (c) Site Colegio Salesiano Don Bosco 2016. All rights reserved.
Designed by olwebdesign.com